“Guerra” con Cuní