ZP: “Me insultaron llamándome catalán”

  • ZP: “Me insultaron llamándome catalán”

     

    Zapatero ha estado estos días por Barcelona de promoción del libro que alguien le ha escrito y que él ha firmado y ha cobrado (generosamente). Temerario, el señor editor, porque el efecto de mostrar a ZP en público (a él y a su nula credibilidad) seguramente habrá provocado el efecto contrario al que en teoría busca todo vendedor de libros: repeler posibles (y en este caso también incautos) compradores. Al independentismo, lo ha vuelto a ayudar, eso sí.

    Tenemos que reconocer que rostro tiene, y más duro que el acero del señor magnate indio Mittal que hace unos días casaba una de sus sobrinas en Barcelona. El proferidor de aquella frase-ratonera que decía “apoyaré el Estatuto de Catalunya que apruebe el Parlamento de Catalunya” asegura ahora que él no asume responsabilidades en el punto al que han llegado las relaciones Catalunya-España. Asegura que por ejemplo la responsabilidad de aniquilar la norma catalana aprobada por el pueblo catalán en referéndum es únicamente del Tribunal Constitucional. Y a él , que lo registren. Eso en el país del “Montesquieu ha muerto”. Un proceder muy ZP, muy cínico. Muy de farsa grotesca.

    Reconozco que iba a titular y a dedicar este artículo al titular de la entrevista que La Vanguardia ayer publicaba con él. Decía así: “El derecho a decidir es antinatura“. Pero me lo replanteé. Un individuo a quien a demagogo de izquierdas no le ganaba nadie y que ha terminado sus días (políticos) diciendo que bajar impuestos es de izquierdas, está claro que tiene de progresista lo que yo pueda tener de regionalista cántabro (con todos los respetos por Cantabria y por el regionalismo). ¿Derecho a votar “antinatura”? Se podría esperar en su día del Fraga de “la calle es mía” o del PP de pies a cabeza, o del ala más apolillada del PSOE (con los Guerra, Bono, Ibarra y compañía). ¿Pero del Bambi ZP? ¿Del señor de “la España Plural”? Pues sí, también. Gran farsa, la suya.

    Iba a abrir por aquí pero, fatal como lo estoy de mi adicción al seguimiento de la cosa política, también leí ayer la entrevista que le hizo El Periódico y de la que extraigo esta frase: “Hasta me insultaron una vez llamándome catalán, en Granada”. Minuto 3:29 de este vídeo. Y lo dice para venir a indicar que ha sido el presidente español que ha hecho más y que más ha arriesgado para Catalunya. Y dio grandes resultados, sin duda, y así nos encontramos en el punto de no retorno actual, ¿verdad ZP? En el punto donde incluso el teórico gran defensor político español de Catalunya considera un insulto que le llamen “catalán”. Me ha recordado a lo de Pérez Esquerdo en el programa La Segona Hora de Rac1, cuando al llamar a las Españas en lugar de buenos días decía: “No se asuste, soy catalán”. Y así vamos. Catalán, miedo, feo, insulto. ¡Y seguro que no lo dijo con mala intención, Zapatero! Pero aún es más indicativo que casi nadie se haya parado en ello. ¿Porque ya a nadie interesa que pueda decir ZP? Seguramente. Pero sobre todo porque todo el mundo sabe que en España (incluso a su presunta parte “Plural”) eso va así: catalán, insulto. Por tanto, gracias de nuevo, ZP. Porque en Cataluña no se si harás muchos lectores pero independentistas hace años que vas cultivando un montón.

    (Para leer el artículo en El Singular, clicad aquí)