Los Guardianes de la Semana (26)

  • Los Guardianes de la Semana (26)

     

    Este domingo, elecciones presidenciales en Chile. Unos comicios que todo el mundo asume que ganará sin discusión una Michelle Bachelet que vuelve. Y, con ella, quien fue su Jefe de Gabinete en La Moneda, Rodrigo Peñailillo, y que ahora ha dirigido su campaña. En la foto, en primera fila, con camisa blanca y pegatina pro-Michelle lila.
    Bachelet juega (porque lo puede hacer ) el papel de la gran madraza de la nación, y tiene en este joven político emergido de los movimientos estudiantiles universitarios y de las juventudes del Partido por la Democracia a su ” brazo derecho” en la sombra (es muy poco dado a ruedas de prensa y comparecencias -como corresponde al buen spin-).
    En Latinoamérica hay un tirón a describir el equipo de campaña como el “comando de campaña”. En este sentido, Peñailillo, que es el jefe, ejerce desde julio como “secretario ejecutivo del comando de Michelle”. Es su gran guardián del mensaje. Un personaje astuto que cuando da órdenes a la muy amplia (y nada fácil de gestionar) coalición electoral de la candidata nunca indica si es cosa de él o directamente de la líder. Y todos a ello. Él se refiere a Bachelet como “la jefa”. Los otros lo conocen a él como “El otro jefe“. Es su gran asesor.
    Según la reforma constitucional de 2005, el mandato del presidente chileno tiene una duración de 4 años sin posibilidad de reelección para el período siguiente. Bachelet, que accedió a la presidencia en 2006, la abandonó, pues, en 2010, sin posibilidad de presentarse automáticamente a una reelección que habría tenido también entonces asegurada por unos índices de aceptación y de popoularitat que ahora, cuatro años después (con ella de paréntesis en la ONU), aún han aguantado y la catapultan domingo de nuevo a la presidencia. Con ella, Peñailillo (#dircab de la presidenta entre 2006 y 2010) estuvo de paréntesis de la política chilena al abandonar el poder, pero no dejó su formación en el ámbito de la concepción estratégica y la comunicación de la política y las instituciones. Aprovechó, entre otros frentes, para cursar un Máster de Análisis Política en la Universidad Complutense de Madrid. Estaremos atentos a su nuevo papel en el nuevo gobierno Bachelet.
    Y ahora detalle majo de compolholic sobre la campaña que ha dirigido Peñailillo (antes también desde la sombra en las primarias para elegir candidato de la coalición de centro -izquierda). En la línea de lo que Milan Kundera nos dedica a toda la especie humana del presente, a la que tacha de homo sentimentalis (frente a la oficial homo sapiens sapiens), el factor emocional en campaña es básico, troncal. Y así, la madraza Michelle, en las primarias apelaba directamente a los sentimientos, sin manías: ” Yo quiero Chile “.

     

    Ahora, en la campaña presidencial, su eslogan ha mutado en “Chile de todos“, pero el factor emocional no ha desaparecido en absoluto, sobre todo vía vídeos de campaña. Aquí un par de ellos (los primeros), con frases explícitas en esta dirección como: ” Chile ha cambiado mucho. Ha crecido, ha madurado. El Chile de hoy es un Chile que ha logrado cosas importantes. Pero todo eso que ha crecido y todo eso que ha logrado es porque tú y todos los chilenos y chilenas han puesto su corazón para que este país sea más grande”. Plas. El sentimiento. La conexión vía emociones. El corazón.
    ¿Hemos dicho corazón? Aquí la utilización explícita que han hecho de ello diferentes candidatos en los últimos tiempos, vía dibujo o el nombre de la cosa. A ver si recuerdan ustedes algunos más y lo compartís:

    Campaña de Artur Mas a la presidencia de la Generalitat de Catalunya 2006. Eslogan: “Estimar Catalunya, governar bé!”. Jefe de campaña: David Madí. El PSC reversionó el corazón amarillo (con cuatro barras) de CiU, con uno rojo que utilizaron en la imagen y en los actos de campaña. José Zaragoza dirigía la campaña:

    Y Mariano Rajoy, en el año 2008, apeló también al corazón, en una campaña que dirigió oficialmente Pío García Escudero, con Gabriel Elorriaga (que fue Subsecretario del Gabinete de Presidencia en el primer gobierno Aznar) como jefe de comunicación:

     

    Hugo Chávez tiró de ello, de la palabra y del dibujo, en las presidenciales venezolanas del 2012: “Chávez. Corazón de mí patria”. “Jefe del Comando” de campaña: Jorge Rodríguez.

    Y de nuevo en Catalunya, Ciudadanos apeló en 2012 al sentimiento para tratar de abanderar el bloque antisoberanista: “Mejor unidos”. Jefe de campaña: José Manuel Villegas.

    ¿Más corazones políticos en mente? ;)

    ¡Seguimos con Los Guardianes de la Semana!