Los guardianes de la semana (5)

  • Los guardianes de la semana (5)

    Quinta entrega de Los Guardianes de la Semana, en esta ocasión con apunte vía prensa francesa de un nombre muy ligado al backstage del Nicolas Sarkozy candidato y presidente: Pierre Giacometti. Ha sido incluso tema de portada en Le Monde (“Giacometti y Peron, de nuevo en el punto de mira del Tribunal de Cuentas”), por su empresa de consultoría política.

    Le business Giacometti, face cachée du pouvoir“, titulaba martes 19 Le Monde. Subtítulo: “Le cabinet de conseil a connu une ascension fulgurante gràce à ses liens avec M. Sarkozy et les grans patrons “. Una vez más, el mundo spin doctors y su necesaria invisibilidad se liga a lo oculto: “El negocio Giacometti, la cara oculta del poder”, y nos dicen que su vínculo con Sarkozy y la patronal le han hecho despuntar (¿del todo regularmente?).

    Cuando hablamos de spin doctors en Francia no podemos no hablar de Giaco. Fue Director General de IPSOS Consulting y aparte de asesor y coach de muchos políticos, siempre se ha caracterizado por un gran olfato político que por ejemplo le convirtió en el primero en pronosticar públicamente que Jean Marie Le Pen pasaría a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de 2002. Y sucedió. Porque aparte de olfato, domina como pocos la lectura de sondeos, encuestas y demás herramientas demoscópicas. No en vano, es un habitual de las épocas electorales en televisión, siempre reclamado para tratar de interpretar lo que apuntan consultas varias.

    La empresa de Giacometti y Peron (GiacomettiPeron et associés) es una de las más destacadas de la industria del spinning francesa. Una consultoría de comunicación y estrategia que el Tribunal de Cuentas está empeñado en saber cómo ha despuntado tanto en los últimos años y cómo en esto han podido tener algo que ver las funciones de Giacometti, por ejemplo, en el coaching de los ministros del Gabinete Fillon (el primer ministro de Sarkozy). Antes, durante años, había trabajado con el ministro-candidato Sarko, y cuando éste se convirtió en presidente de la República, le confió “la estrategia de opinión”, según Le Monde.

    Tuvo mano en la acción y el discurso (siempre desde la sombra) del mismo primer ministro Fillon y de ministros como Rachida Dati, Brice Hortefeux o del gran Claude Guéant (conocido durante años como el “primer ministro bis” o ” el Cardenal -por Richelieu-“, por su poder en el Elíseo de Sarkozy, de donde fue Secretario General antes de ministro y después de jefe de la primera y triunfante campaña del líder de la derecha francesa). “Llamad a Giaco cuando una crisis amenace con asomar la cabeza”, decían los hombres del presidente en la era Sarko. Ahora el Tribunal de Cuentas tiene ganas de saber si aquella buena relación con el sector público tuvo algo que ver con las facturaciones millonarias que (además de las del sector público) fue consiguiendo la empresa de Pierre y cía.

    Este tipo de informaciones, en nuestro país, básicamente son materia de confidenciales digitales y poco más. En España quizás en algún caso ciertos diarios se han centrado en el oráculo particular de Aznar y Rajoy, Pedro Arriola, en este sentido. Pero aquí también empieza a despuntar una cierta industria del spinning, de la consultoría de la comunicación y la estrategia, en muchos casos vía profesionales que lo han sido previamente en el sector público. La mayoría se pone a ello una vez “los suyos” han abandonado el poder, y lo hacen modestamente y a menudo con dificultades, tirando, evidentemente, los links hechos en su etapa institucional. Poco que ver con la grandeur de Giacometti y Peron, parece.

    ¡La semana que viene más!