Si fuera del PSC…

  • Si fuera del PSC…

    Si fuera militante del PSC ahora mismo no sabría si estar muy indignado o muy contento. Seguramente yo sería más de los del primer estado de ánimo, pero hablémoslo. Porque del camino que el PSOE está emprendiendo para elegir nuevo líder en su 38 congreso solo una cosa está quedando clara a nivel de debate de fondo: el Partit dels Socialistes de Catalunya solo pinta algo como arma arrojadiza.

    Una militante suya, del PSC, aspira a liderar el PSOE, y por lo tanto queda claro, una vez más, que PSC es PSOE. Pero a la vez, tanto ella, Carme Chacón, como su contrincante, Alfredo Pérez Rubalcaba, manchan su nombre. La una pasando olímpicamente, tanto en su presentación de candidatura, como durante el proceso, como en la presencia de miembros del PSC en su proyecto. Y en paralelo, el otro identifica, como hacía José María Aznar en su día, matiz y acento un poco diferente en cuanto a cosas que se defienden en público con un “barullo”. Viene a decir que si él gana el PSC tendrá que olvidarse de hacer como que es una cosa diferente al PSOE.

    En este sentido, yo, si fuera militante del PSC, me debatiría ahora entre la indignación y la alegría. Indignación, si yo fuera de quienes en las últimas décadas han ido mirando de vender a diestro y siniestro que el PSC es diferente del PSOE, que tiene un peso y un trato de tú a tú. Me lo estarían desmontando todo, en plaza pública, y además los de casa. Alegría, en caso de que fuera de los del PSC que no tienen problemas con sentirse plenamente del PSOE. En este caso vería como se abre ante mí una nueva etapa de tranquilidad de espíritu, tanto si gana Chacón como si lo hace Rubalcaba. Y ya si a caso, que ERC mirara de hacer de izquierda nacional en Catalunya.

    (Para leer el artículo en su fuente original, clicad aquí)