Quien no sale en la foto… se mueve

  • Quien no sale en la foto… se mueve

    Cambiamos el orden de la máxima aquella que dice “quién se mueve no sale en la foto“. Ayer noche, ante la contundente derrota (batacazo) de los socialistas en Cataluña, y de hecho en todo el Estado, en las elecciones locales, había que ver las fotos de los ganadores (aquí CiU, allá PP), pero sobre todo es interesante la foto de los grandes derrotados. Aquí Hereu (y el PSC), allá ZP (y el PSOE).

    Con los ganadores no cabía ni un alfiler. Un gentío que desbordaba los planos de televisión. ¡Ahora bien! ¿Y con los derrotados?

    Con Hereu, Miquel Iceta, José Montilla y José Zaragoza. Un gesto seguramente inevitable por parte del tridente que ha pilotado con mano de hierro el PSC de la última década, pero por otro lado, un gesto que los honora. Indican que abren paso a una nueva dirección, que ellos se van marchando, y que en el viaje se llevan la imagen de la derrota. No la cuelgan a nadie más que pudiera venir detrás.

    Y en Madrid, una cosa muy parecida.  ZP comparece con su ministra de Economía (Salgado), con el presidente del partido (Chaves), con su número dos (Blanco) y con la responsable de la cosa municipal socialista (Valenciano). Y ni rastro ni de Carme Chacón ni de Alfredo Pérez Rubalcaba en la foto de Ferraz. La derrota, toda para ZP. Nada de salpicar con caras de funeral a los dos grandes aspirantes al día después del actual líder. Y fijaos que habían sido protagonistas al empezar la cursa electoral, ¿eh? Pues nada, ayer en la sede socialista de Madrid, ellos en la foto… no. Precisamente porque si se quieren mover hacia el liderazgo de su partido, ayer tocaba no quedar retratados.